Decodificando los códigos fuentes de la industria del Software.

Decodificando los códigos fuentes de la industria del Software.

 

En la industria del software, parecería que hablaran también en «código binario», frecuentemente utilizan las siglas para simplificar los distintos tipos de softwares, pero se olvidan que el usuario final no siempre tiene las herramientas o formación para desencriptar o entender qué quiere decir cuál término o para qué sirve.
La industria del software en los últimos años a vivido grandes cambios, internet y los servicios en la nube (cloud computing) han permitido romper los paradigmas de los términos comerciales de la ingeniería del negocio, también para esta industria. Esta ingeniería comercial se sustentaba básicamente en 3 pilares: la venta de la «licencia de software», la venta de «horas de consultoría para la capacitación e implementación del software en la empresa», así como «horas de mantenimiento». Este negocio si bien todavía es válido para algunos tipos de clientes, cada vez se sustituye más por el nuevo paradigma.
Por qué comprar un software que como activo se depreciará rápidamente y quedará obsoleto? Por qué comprar un software si no tengo los servidores o terminales lo suficientemente poderosas como para poder utilizarlo sin problema? Cómo hago para tener siempre la última versión actualizada en mi computador? Para responder a todas estas respuestas, surge el software como servicio, software as a service o SAS. Aquí en vez de comprar el software, se paga o arrienda por su uso. Otro beneficio radica en que no hay limitantes de hardware para correr las aplicaciones, más allá de una buena conexión a internet y por último como está en la nube, siempre se accede (o se debería acceder) a las últimas versiones. Para la industria, desarrollar tecnología bajo el paraguas SAS, no sólo permite ahorrarse tiempo y problemas en la implementación, no depender de los equipos del cliente, sino que permite bajar drásticamente los precios y escalar los negocios. Un software de USD 100.000 al año, puede llegar a ser reemplazado por uno de USD 10 al mes, con la lógica de que la cantidad de arrendamientos hace que el precio baje.
Una vez desencriptada la forma de comercialización de los softwares, me gustaría detenerme para explicar alguna terminología que aparece escondidas en siglas que son intimidantes para los empresarios o público en común. Siglas como CRM, ERP, DMP, BI, BSC, no hacen más que generar confusión en la cabeza del empresario que quiere encontrar soluciones, respuestas y no preguntas a su negocio.
El CRM es una solución informática que «gestiona la relación con el cliente», básicamente mapea todo el proceso de la venta, desde la base de datos que puede ser consultada y actualizada, hasta el propio proceso de la venta, de forma que quede registro y que pueda ser consultado posteriormente, tanto por la fuerza de ventas, como por la gerencia y/o dirección.
El ERP es una solución informática que gestiona todos los procesos centrales del negocio en forma integral y conectada. La contribución mayor está en que todos los procesos están conectados entre sí, es una solución modular, donde por ejemplo la facturación de un producto, genera un movimiento del inventario en los sistemas, un pedido al proveedor y también suma un producto en la comisión del vendedor. Históricamente la duplicación de datos y planillas de cálculo, generaba errores en la gestión de las empresas. el ERP viene a simplificar, automatizar y conectar todos los procesos centrales de las actividades de las empresas.
Así como hay 2 tipos de forma de monetizar el software, como licencia o como SAS, hay dos grandes usos del software, está el software destinado a la automatización de los procesos (CRM, ERP, etc) y está el software destinado a la toma de decisiones, los primeros eliminan los asientos contables, los registros manuales, por procesos automáticos, eliminando el error humano al incorporar automatismo. El segundo se nutre de de los datos automatizados del primero, compila la información, la procesa y presenta como indicadores a la gerencia y dirección para la toma de decisiones.
El BI o business intelligence es el software que se utiliza para la toma de decisiones, a través de indicadores, logra sistematizar y presentar la información de una forma que la capa gerencial de la empresa puede tomar decisiones, hacer un monitoreo y hacer medidas correctivas prácticamente en tiempo real.
Por último y siguiendo con esta lógica, el BSC o Balanced Scorecard, también conocidos como Cuadros de Mando Integrales, no es más que la aplicación de tecnología al modelo de Kaplan y Norton. Son softwares que también utilizan las base conceptual de las 4 dimensiones, los indicadores y la presentación de la información a través de semáforos, de forma de que sea visualmente amigable
el manejo de la información.
En el mundo de INTERNET, habría que hacer otro capítulo entero, aparecen terminologías como RTB, DMP, DSP, SSP, CPC, CPM, CPL, que serán tratados en otro post.
En Keiretsu tenemos profesionales que hablan los dos idiomas, el técnico y el de negocios. Lo invitamos a que se contacte con nosotros y lo asesoraremos sobre la solución que más se adecue a los requerimientos de su empresa.